Mi ginecólogo me ha recomendado caminar una hora al día pero a pesar de que soy bastante obediente, ya desde antes de quedarme embarazada pensaba en hacer algo más.

Hay embarazadas que practican yoga, danza del vientre, natación o  baile durante el embarazo, yo me he decantado por el pilates.

El método Pilates es una forma de ejercicio que combina la flexibilidad y los ejercicios para fortalecer la musculatura. Los ejercicios están basados en ciertos patrones de movimiento que se realizan con los músculos de la pared abdominal y del suelo pélvico.Pilates

Durante el embarazo, los músculos de la pared abdominal se estiran debido al crecimiento del bebé y, por tanto pueden debilitarse. Los músculos del suelo pélvico también sufren una gran tensión y tienden a estirarse y a descender más en la pelvis, debido al peso del bebé. Gracias a los ejercicios del método Pilates refuerzas estos músculos y evitas que se debiliten durante el embarazo.

Después de la primera clase tuve agujetas, lo cual me produjo una gran satisfacción. La profesora nos indica cómo tenemos qué realizar las embarazadas los ejercicios y por qué, además, nos marca muy bien la respiración, y por todo esto, me resulta muy cómodo y paso una horita de lo más agradable.

Muchos de los ejercicios del método Pilates se realizan de rodillas y con las manos en el suelo, una posición que se considera ideal durante el embarazo, porque te ayuda a eliminar tensión de la espalda y de la pelvis y porque, al final del embarazo, te puede ayudar a hacer que tu bebé adopte la posición ideal para nacer.

Para mí, lo ideal es asistir a clases que se adaptan a las necesidades de las embarazadas. Te recomiendo que le eches un vistazo al post sobre los ejercicios de Kegel.

Y vosotras qué practicáis, habéis practicado o pensáis practicar durante vuestros embarazos?

Anuncios