En la eco del primer trimestre el ginecólogo no pudo decirnos el sexo de nuestro bebé, a mí me parecía muy pronto saberlo a las 12 semanas pero como me habían dicho que a veces te lo dicen… El caso es que Dani iba convencido de que le dirían que tendría un machote, cosa que le encantaría, pero no, ni rastro de colita y tranquilidad para mí que quiero niña! jejeje

El 26 de marzo saldremos de dudas, si el bebé se deja ver, claro, veremos lo recatad@ y dispuest@, espero que se comporte y no nos vayamos con la duda que para entonces estaremos en el ecuador del embarazo y no aguanto más sin fundir, un poquito, la tarjeta.Principito o princesa

Hasta entonces puedo pensar en las ventajas e inconvenientes de cada sexo, total, por entretenerme!

Me dicen tantas cosas que las voy a poner en una lista:

  1. que los niños quieren más a las mamás y que las niñas son más de los padres 
  2. que en las tiendas hay monerías para las niñas y 4 cosas para los niños
  3. que las niñas son menos brutas, menos tercas, más cariñosas, más educadas, más cuidadosas
  4. que si tienes una niña cuando se case, arrejunte o lo que sea ganas un hijo, pero que si es niño, lo pierdes y lo gana la familia de aquella con la que se case
  5. que los niños son más nobles
  6. que el día de mañana las niñas te cuidan más
  7. que las niñas requieren más cuidado en la adolescencia

Y no sigo porque sería una lista infinita!

Viendo las ganas que los dos tenemos por saber el sexo, me cuesta creer que haya parejas que aguanten hasta el final sin saber lo que es, pueden pintarlo muy romántico, pero para mí sería un plus de nervios, no aguantaría! 😉
 
Sea lo que sea estoy 100% segura de que nos emocionaremos, lo hicimos cuando escuchamos su corazón por primera vez y cuando vimos por primera vez sus bracitos, su naricita, sus piernas,  son momentos maravillosos y tengo más ganas de que llegue ese día que de tener vacaciones! El embarazo me está transformando! 😉
 
Anuncios