Ha sido una semana caótica, la casa sigue llena de cosas de Daniela porque aún no hemos tenido tiempo de organizar el trastero y bajarlas allí, con el nerviosismo que esto me produce debido a mi afán de orden… A esto se le ha sumado la compra de muebles, armario, cómoda y estantería, que después de mucha deliberación ya está hecha! Pero como no hay dos sin tres, también hemos tenido que ir a entregar la instancia para la solicitud de guardería pública.

La cosa empezó bien, una compañera que me dice que ya ha empezado el plazo, yo que me meto en la web y me imprimo las solicitudes, el problema empieza cuando en el buscador veo todas las guarderías que hay, divididas en distritos, me doy cuenta de que voy a tener que seleccionar ya que hay que apuntarlas por orden de preferencia, así que me abro el google maps y empiezo a ver cuáles me vendrían mejor. Mi idea era que estuviese cerca de casa, para que Dani la llevase por la mañana y yo la recogiese por la tarde, no muy lejos de casa porque yo no tengo coche y que tenga algún metro cerca, y ahí tenemos que sumar unos tres días más de fichaje de las mejores guarderías.

Guardería

Para no dejarlo todo para el último día, que es hoy, y como ayer hubo huelga de la enseñanza, que yo pretendía respetar, decidí ir el miércoles y ahí empezó la odisea.

Justo fui en primer lugar a la única guardería que no aceptan bebés, pero que aún así estaba en el listado de la Comunidad de Madrid, así que tuve que recoger mi instancia y marcharme a otra, con su consecuente paseo y llamada a la secretaría, ya que cada guardería tiene su horario y visto lo visto empezaba a sentir que no me la podía jugar. Cuando llamé eran las 14:00 y hasta las 15:00 no me atenderían así que a hacer tiempo, eso sí, a las 15:00 me atendieron puntual y muy amablemente, pero esto iba a ser demasiado fácil y allí mismo me informan de que tengo que entregar una solicitud por distrito, así que aún tendría que acercarme a otra guardería más si quería optar al resto, pero aquí se truncó la aventura del día ya que en la secretaría de la otra guarde no hubo forma de que me cogieran el teléfono y no podía arriesgarme a ir hasta allí y que no me atendiese nadie.

Ayer hubo huelga y decidí dejar el otro distrito para hoy viernes.

Así que acabo de llegar a la oficina después de ir a la última guardería, unas 15 personas delante de mí, pero en 30 minutos la solicitud estaba en curso, así que supongo que hoy no puedo quejarme.

Daniela es “no nacida” así que tiene menos posibilidades que los niñ@s que ya han nacido, de todas formas no pierdo la esperanza y aunque la diferencia económica de una guardería pública con la guardería privada que tengo justo debajo de casa no es muy grande, me gustaría mucho que mi hija pudiese disfrutar del personal de dichas guarderías, que estoy descubriendo increíblemente amable, de sus instalaciones y del resto de ventajas que ofrece nuestro sistema de enseñanza pública.

El 28 de Mayo las listas provisionales. Seguiremos informando.

Buen fin de semana! 😉 

Anuncios