Hasta hace un mes no me había preocupado mucho por tener un cuidado especial con mis dientes durante el embarazo, he de decir que siempre he sido bastante cuidadosa con mis dientes, llevé ortodoncia durante años y siempre he sido muy maniática con la higiene bucal, pero un día mis encías empezaron a sangrar y aprovechando que me tocaba revisión con el dentista, para allá que me fui!

Mi dentista recomienda que por lo menos hagamos una visita durante el embarazo y evitar al máximo los dulces, para ella es muy fácil decirlo…

Según ella, lo que me pasaba es que mi saliva se había vuelto “más ácida” durante el embarazo y me recomendó que si algún día, por cualquier motivo no podía lavarme los dientes después de comer, intentase masticar chicle Orbit, ella especificó esta marca para reducir la acidez en la boca, ya que daña mucho los dientes.

Como pasta de dientes me recomendó Bexident, me dió una muestra y me ha ido bastante bien, ahora es la que utilizo. Bexident

En casa tenía un enjuague bucal de Colgate para encías sensibles pero no me ha hecho gran cosa y mi dentista dice que un colutorio fluorado debería servir pero si os sangran las encías como a mí, mejor Clorhexidina.

ClorhexidinaPara quiénes tengáis naúseas dicen que es mejor utilizar un cepillo suave, yo siempre lo utilizo suave, así que una cosa menos y por supuesto el hilo o seda dental, por lo menos un par de veces a la semana.

Salí de la consulta con un montón de consejos y muestras, pero no me libré de que me hiciese una limpieza, menos mal, que con la barriga se apiadó de mí y no me hizo daño.

Feliz jueves!!!!

Anuncios