En el hospital La Paz, nos explicaron las mejores formas para que el bebé expulse bien los gases.

Cuando el bebé termina la toma y vemos que está saciado, lo normal es que esté tranquilo, nos parecerá contento y hasta nos parecerá que sonríe, pero muchas veces está inquieto y mueve los brazos y las piernas, el llanto es distinto y no sabemos bien qué le pasa o porqué no expulsa los gases correctamente, lo que es muy desesperante y hace que los papis nos agobiemos mucho.

Lo primero y lo mejor que podemos hacer es:  tranquilizarle con nuestras caricias y poner en práctica estas posiciones, las mejores para favorecer el eructo:

1. Apoyado en nuestro hombro

Es la mejor posición cuando tiene dificultad para eructar.
Debemos mantenerle con la espalda erguida, su barriguita contra nuestro pecho y la cabeza apoyada en nuestro hombro. Le damos golpecitos muy suaves en la espalda.

2. Con un golpecito en la espalda

Debemos sentarle en nuestras rodillas, un poco inclinado hacia adelante, sobre nuestra mano derecha y con la mano izquierda le damos golpecitos muy suaves en la espalda, de abajo a arriba.

3. Tendido boca abajo

Tendemos al bebé boca abajo sobre nuestras rodillas, con la cabeza apoyada en uno de nuestros muslos. Apoyamos nuestra mano izquierda sobre su culito y, con la derecha, le masajeamos la espalda con movimientos muy lentos, suaves y regulares.

4. Sentado sobre nuestras rodillas

Cuando el bebé ya ha cumplido 3 meses y consigue mantener la espalda erguida sin esfuerzo podemos sentarle en nuestros muslos nada más terminar de comer sujetándole por debajo de las axilas y mantenerle en esta postura unos minutos.

Nosotros conocíamos las dos primeras y son las que más utilizamos y las que parece que mejor le van a Daniela. Por ahora la cosa funciona bastante bien y no tiene problemas de cólicos, toquemos madera! así que lo comparto para quien pueda interesar.

Me recomendáis alguna más?

Anuncios