El próximo 25 de noviembre con motivo del “Día mundial contra la violencia de género” ha surgido una iniciativa muy interesante que quiero compartir con vosotr@s.

Con este post me uno a la iniciativa de El rincón de Mixka y así aportar mi granito de arena a la causa. La idea es gritar bien alto:  ¡Yo condeno! Por mi parte, me gustaría reivindicar la importancia de la educación para erradicar esta lacra de nuestra sociedad.Lazo morado

Casi cada día despertamos con la noticia de un nuevo caso de violencia de género, a veces denunciado docenas de veces, otras, una sorpresa para quienes convivían con la pareja, a veces tenemos que escuchar como también este tipo de violencia se lleva a algún menor por delante y otras como el agresor termina suicidándose…

Violencia por todas partes. Violencia desde la hora del desayuno. Violencia inexplicable, sin sentido, violencia injusta e injustificable. Violencia sin edad y sin un perfil único. Violencia física, económica, psicológica y sexual. Violencia que destroza a muchos menores, que son las víctimas más vulnerables y menos reconocidas de este tipo de violencia. Violencia con muchos nombres: de género, machista, marital, pero con un mismo resultado.Marea fucsia

Como escribió una buena amiga en su blog:

– Te quiero -le dijo.

-¿”Te quiero” del verbo amar?

-No, del verbo para mí.

– Obviamente, no le quería.

Cuando leí esto me recorrió un escalofrío, el mismo que debería recorrernos a todos cuando escuchamos cosas similares, porque es un gran problema de nuestra supuesta “sociedad avanzada” que debemos intentar resolver entre todos. Creo que la educación es fundamental, pero no una cualquiera, es imprescindible una educación en igualdad.

Que la indignación, el sufrimiento, las familias rotas y las injusticias desaparezcan.

Ojalá nuestros hij@s puedan dejar de despertar con estas noticias.

Anuncios