Tengo a unas cuantas mamás primerizas y futuras mamás siguiendo el blog y dos de las cosas que más me preguntan es: ¿Qué voy a necesitar? y ¿Tengo que comprar de todo? Hoy os voy a hablar de dos cosas, pero como siempre, habrá gente a la que le haya ido genial con estos productos y piensen que no tengo ni idea, pero bueno, yo os doy mi opinión y vosotras decidís 😉 Otro día hablo de algo que me haya resultado imprescindible, de acuerdo?

Cojín de lactancia

Como con tantas otras cosas tuve suerte y me prestaron ambas, así que me he ahorrado un dinero y un buen espacio en el trastero.

Daniela creció tan rápido, 1800 gr en un mes, que dejó de ser cómodo y no llegué a utilizarlo ni 2 meses, además, hubiese necesitado que fuese más alto.Con respecto al cojín de lactancia la verdad es que me alegro de no haberlo comprado, me parece caro y ocupa mucho sitio.

El que yo utilicé es de la marca Mothercare, exactamente como el de la foto. Creo que hay otros, ergonómicos, que son muy cómodos, me han hablado de uno que se llama Cucut, pero no lo he probado.

Cualquier almohada o cojín de los que tengo por casa me hubiesen servido, de hecho, cuando estaba fuera y no tenía el cojín, me apañaba con lo que hubiese y conseguía estar la mar de cómoda.

D en el cojín

Viendo que no le sacaba mucho partido, algunas veces lo utilizaba para colocar a la peque, pero una vez más, cualquier otro cojín hubiese servido.

La mini-cuna o serón, este segundo es el que yo heredé, tampoco me parece algo imprescindible.

SerónNada más llegar a casa lo pusimos al lado de nuestra cama y tres meses después aún sigue ahí, es decir, lo he utilizado, pero para el trasto que es y lo que ocupan, creo que no se les termina de sacar partido, de hecho Daniela casi no cabe (a lo largo) y creo que la cuna, siempre y cuando haya espacio suficiente hubiese servido igual.

Sí creo que es muy importante tener al bebé al lado los primeros meses y justo ahora a mí se me plantea el momento de cambiar de estrategia y no sé bien qué hacer, pero creo que con la cuna en nuestro cuarto también hubiésemos estado cómodos.

Ayyy, qué penita me va a dar pasarla a su habitación 😦

Espero que mi experiencia con estas cosas os ayude y como siempre, contadme la vuestra!!

Anuncios