Papelera

¿Os acordáis del post sobre el sacaleches y el termo y el del cojín de lactancia y la minicuna? Hoy vuelvo a la carga con dos nuevos productos, la papelera para pañales y la hamaquita.

La idea me la dio una compi del trabajo, “¿porqué no te compras una papelera para pañales?” Ella no tiene hijos y yo que estaba inmersa en la recopilación de todo lo necesario me quedé alucinada con lo que me acababa de decir. “Se lo regalé a una amiga y está encantada” continúa y le dije: “no lo había oído nunca”. Así que como siempre hago en estos casos, recurrí a Amazon y allí estaba: papelera de pañales.

Su mayor ventaja es que evita malos olores y evita que te pases el día bajando la basura. En mi caso, di a luz el 26 de agosto así que pensé que tal vez no sería tan mala idea, luego me acordé de que MF es pelín despistado y que pensaría que los pañales podrían desplazarse solos hasta la papelera de la cocina, con lo que me planteé más en serio su compra.

Recambios

La papelera funciona con unos recambios, que la verdad, son carillos, si los comparas con lo que cuestan las bolsas de basura pues son muy caros, pero sabiendo que me enfadaría pasándome el día detrás de MF para que tirara los pañales a la basura y también para que bajase la basura, pensé que sería un dinero bien invertido, a estas alturas su compra ya era cuestión de tiempo. No he hecho la cuenta de lo que me gasto, en este caso he decidido que “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Lo compré todo y tengo que decir que fue un acierto, es comodísimo, sigo utilizándolo y no creo que deje de hacerlo. Es una papelera normal, así que cuando no la necesite para los pañales puede servir como una papelera normal.

La hamaquita es heredada, es una hamaquita normal, se balancea pero ni tiene musiquita ni mueve al bebé para dormirlo ni nada sofisticado.

HamaquitaEmpecé a utilizarla al mes y ahora con 4 meses seguimos con ella, a la peque le encanta, es cierto que no se pasa horas en ella porque se cansa de estar siempre en la misma postura, esto por supuesto lo deduzco yo 😉 y reclama nuestra atención pero es muy socorrida para poner a la peque y llevártela contigo a los sitios de la casa donde tengas que hacer algo.

Daniela se entretiene mirándome desde allí y si la dejamos sola con un chupete, un sonajero o un mordedor también se entretiene sacándoselo de la boca y practicando cómo volver a meterlo. Ahora parece que se nos está quedando pequeña porque la niña está muy larga y ahora que se da la vuelta jugamos más en el suelo, la dejo tumbadita para que ella haga lo que quiera, pero aunque sólo sean 4 meses de uso yo creo que merece la pena.

Y vosotras? Pensáis igual? Creéis todo lo contrario? Comentad y lo vemos 😉

En cuanto pueda volveré a la carga!!!

Anuncios