… y sin más dilación aquí mi aportación de este mes:

“Desde que naciste me preocupaba tu ritmo… el que tendrías cuando te amamantase, el de tu respiración al dormir, el de tu cuerpecito al moverse, el de tu corazón al latir… Me inquietaba pensar que algo no fuese al ritmo adecuado, también pensaba en cómo sería el nuestro para adaptarnos a tí, ¿sabríamos conseguir que ese ritmo fuese al mismo compás?Ritmo

Pronto nos dimos cuenta de que no iba a ser tan difícil, tú nos lo hiciste fácil. Nos adaptamos casi sin darnos cuenta, dormíamos menos, comíamos a deshoras, había horas fijas que considerábamos inalterables, mantener y seguir tu ritmo era indispensable. Lo que parecía complicado fue fluyendo sin apenas esfuerzo.

Siete meses después todo gira en torno a ti, nuestro ritmo anterior quedó atrás y no podríamos estar más felices de que así sea, el nuevo es mucho más divertido, hay más improvisación y mucho más desmadre.”

Podéis encontrar las normas de querido diario aquí.

Y aquí mis aportaciones anteriores:

Querido diario Febrero

Querido diario Marzo

Anuncios