Llevaba tiempo queriendo llevar a la peque a la pelu, desde que a los dos meses la rapásemos no habíamos vuelto a tocar ni un pelo, cierto es que papáboom y abuelaboom me lo habían dicho varias veces pero ilusa de mí, asociaba la idea de peluquería con el rapado que le metimos nosotros en casa y me echaba para atrás.

Cuando me di cuenta de que sólo sería recortar y que no tendría que renunciar a los lacitos que tanto me gusta ponerle, decidí llevarla.

Cerca de casa de abuelaboom hay una peluquería con una parte para niñ@s, con sus teles llenos de dibus: Dora, Peppa y compañía, un montón de juguetes, asientos altos, posters gigantes, en fin, un paraíso para los peques, o eso pensaba yo…pelu

Según llegamos la peque tenía los ojos bien abiertos y no dejaba de mirarlo todo. La cosa iba bien… La sentamos y parecía contenta!!! Yo pensaba: “esto está chupao, va a portarse igual de bien que siempre”.sentadita

Pero llegó el “momento capa” y madre mía, menuda llantina!!! Eso era incontrolable, habíamos abierto la caja de los llantos y no había forma de hacer que parara.llantina

Le dimos juguetes, intentamos consolarla, le puse el chupete, tampoco. Paramos, la cogimos, se medio calmó, la sentamos y vuelta a empezar…

Con esta carita terminó la pobre
Con esta carita terminó la pobre

Ignoro cuanto tiempo estuvimos dentro, no me acuerdo qué pasó al salir… tengo lagunas del dolor de cabeza que me entró mientras estábamos allí… Es hoy y aún no sé como esa mujer fue capaz de cortarle el pelo, misterios sin resolver.

La próxima vez le digo que nada de capa y a ver si la cosa mejora…

Os ha pasado algo parecido en la pelu con vuestros peques? Fue así la primera vez?

 

Anuncios