Después de la primera visita a la playa de la peque hemos vuelto a darnos cuenta de la importancia de proteger la piel de los bebés, siempre, pero aún más si hablamos del mar.

La piel de los bebés es muy delicada y hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitar daños innecesarios, ni que decir tiene que no todo el mundo es lo suficientemente constante y a veces los pobres peques se queman. A mí me parece un descuido grave, la verdad y para que esto no pase debemos tener varias cosas en cuenta:

1. Antes de los tres años el funcionamiento del sistema termorregulador está poco desarrollado y en los menores de tres años el subsistema inmunológico aún no está bien formado por lo que se recomienda no llevar a los bebés a la playa antes de los 6 meses.sol

2. En verano es mejor no sacar al bebé de paseo entre las once de la mañana y las cuatro de la tarde, aproximadamente y por supuesto nada de tenerles al sol en la playa o en la piscina. Los rayos UVA y los UVB son peligrosos pero tanto o más lo puede ser un golpe de calor.

3. Nunca exponer a un bebé menor de seis meses al contacto directo de la luz del sol, ya que su piel es especialmente sensible. Esto no significa que no les pueda dar el sol ni un momento porque de hecho es aconsejable para la producción de vitamina D, pero con moderación y sobre todo mucho cuidado.

4. Además de que el bebé beba mucho para estar bien hidratado, la crema solar y la ropa le protegerán del sol. Yo lo que más utilizo es ropa de algodón.

5. Trato de que no sude pero al menos aquí en Madrid es complicado y algún granito debido al sudor sí que tiene la peque, utilizo la crema de calamina de la que os hablé aquí y la verdad es que le va muy bien.

6. Después de pensarlo mucho le compré unas gafas de sol, pero la verdad es que sólo las he utilizado en la playa.siestatime

7. Con la peque lo tengo claro, protección total. Siempre media hora antes de bajar a la piscina o de ir a la playa y sin dejarme nada: carita, labios, cabeza, hombros, orejas, plantas de los pies. Y a cada rato repito la operación. Que sea resistente al agua a mí no me tranquiliza, es una de las cualidades de las cremas que más me hacen dudar.

8. Siempre le pongo gorra o un gorrito, lino o algodón, según lo que toque.

9. No debemos fiarnos en las excursiones a la montaña o de los días nublados.

10. Se nos puede olvidar un pañal, los juguetes, podemos darle el helado con más porquerías y azúcar del mundo, pero en lo que al sol se refiere tenemos que utilizar nuestro sentido común y no descuidarnos.

Y vosotr@s qué hacéis para protegerles del sol?

Anuncios