Creo que esta “vuelta al cole” es un buen momento para que empiece desde el principio y después de las vacaciones que mejor que un “buen relato”??

Encontré a papáboom después de haber vivido un año increíble en Londres, estuve trabajando allí y cuando terminó la baja maternal que cubrí, volví a mi puesto de trabajo en Madrid, era mediados de marzo. Ni que decir tiene que mis planes no eran conocer a nadie nada más llegar, sólo pensaba en centrarme un poco y ver a todo el mundo, es decir, salir de fiesta con la gente para recuperar las juergas perdidas.

Pero no, le conocí en la primera semana!!! Una cena organizada por una amiga a la que se fue sumando gente… entre ellos papáboom. Durante las primeras semanas no volví a verle porque yo tenía la agenda muy apretada pero después de Semana Santa volvimos a vernos en una cena…

Los culpables de que hoy exista la #familiaBOOM son una amiga mía y un amigo de papáboom. Papáboom y yo nos conocimos en su boda y nosotros sin saberlo!!! Papáboom dice que se acuerda de mí, pa que veáis lo majete que es que lo reconoce, que le llamé la atención, pero que él estaba a lo suyo con sus amigos, yo entre el vuelo Londres-Madrid y el viaje Madrid-Logroño ya tenía bastante, vamos que no me acuerdo de haberme fijado en él ni de lejos.

Estos amigos volvieron a hacernos coincidir en una cena, “casualmente” esta vez sólo fue una cena de cuatro, “casualmente” decidieron que papáboom me llevase a casa porque vivíamos cerca y “casualmente” antes nos llevaron a una terracita a tomar una copa para que nos relajásemos. Ellos lo niegan, siempre lo han hecho, pero es que blanco y en botella…

Por supuesto papáboom me llevó a casa, estuvimos charlando en su coche… casi 2 horas?? Fácil. Música, deporte… Vamos que me picó la curiosidad y me quedé con ganas de verle otra vez. Parece que él también y me propuso la que fue nuestra primera cita.

Continuará….

Anuncios