Estoy cansada de todos los comentarios, posts y alegatos que veo desde hace unas semanas por la blogosfera y por eso hoy quiero daros mi opinión:

Pienso que ante todo debemos ser honest@s, hay gente que nos lee y se fía de lo que les contamos, por eso muchas veces me he sentido triste y cansada, viendo cómo blogguers a las que seguía han tornado su blog en una teletienda, porque al final lo importante se pierde, la verdad pasa a un segundo plano. Cuando alguien nos engaña perdemos la confianza, no?honesto.jpg

Personalmente, yo también lo hago pero con un volumen pequeño, sin abusar, pero os aseguro que no es pequeño porque no haya marcas interesadas sino porque a veces prefiero que mi blog siga siendo un espacio personal y sobre todo, quiero ser honesta con quienes me leéis, ante todo quiero ser sincera sobre las cosas que pruebo.etica.jpg

No creo que esté justificado el tener muchos seguidores con acribillar a colaboraciones, me niego a pensarlo, de hecho sigo leyendo muchos blogs que lo hacen pero con medida, y la verdad, me dan más confianza. A mí tanto post patrocinado y tanta colaboración me hacen dudar, qué queréis que os diga… llamadme rara… Pero también es cierto, que hay blogs que únicamente hacen este tipo de posts y funcionan fenomenal, aunque para mí la diferencia es el cambio, el contar cosas que nada tienen que ver con tu temática y que te hacen perder la confianza de tus seguidores, creer que lees una experiencia personal y justo antes del final ver publicidad y no saber si creerte lo anterior o no.

Y la honestidad no implica sólo el hecho de no decir mentiras, sino que de lo que realmente estamos hablando es de que al final hay una serie de cualidades que determinan un estilo de vida. Si logramos que todas esas cualidades se vean reflejadas en nuestro blog conseguiremos tener un blog transparente e íntegro.

verdads (1)

Creo que la honestidad está esencialmente conectado con la credibilidad y que ésta es una cualidad importantísima, en general para todo pero más en particular en nuestro caso.

Tod@s invertimos tiempo en redactar un post, sea de lo que sea y ese tiempo nos lo quitamos de otras cosas, de sueño, de tiempo de ocio, de lo que sea, pero esto no justifica que hablemos de todo, hay que ser fieles a un estilo, a nuestras lectoras y a nosotras mismas. Por ejemplo, yo suelo leer blogs de maternidad y así como me gusta que de vez en cuando me hablen de productos de belleza no me gusta que me hablen de productos de limpieza, o no me fío cuando me dicen que el “colegio X” es el mejor si ellos ni siquiera llevan allí a sus hijos.

He perdido la confianza en los blogs en los que veo que todo vale, porque no están siendo honestos, creo que han caído en lo fácil y los lectores ya no son su prioridad.

Lo que más pena me da es que traten de justificarse, me han decepcionado y os lo cuento porque necesitaba desahogarme y saber si soy la única que se siente o se ha sentido así y por supuesto soy coherente, he dejado de leerlos y comentarlos.

Quizás he tardado demasiado tiempo en hacerlo y ahora haya estallado pero es que me niego a que me digan que esto es así, por que no es verdad, porque ante todo hay que contar la verdad, ser honestos es primordial. Hay gente que es fiel a su estilo, que sigue con la filosofía y el estilo con el que nacieron y flaco favor nos hacen quienes tratan de hacernos ver que todo vale, porque NO, no todo vale.

Anuncios