A veces siento falta de empatía por parte de mis amig@s sin hijos, caras de extrañeza ante cosas que cuento con total naturalidad, miradas de alucinación cuando explico la organización que tengo en el día a día.

Pienso que no se dan cuenta de lo que cambian ciertas cosas cuando nos convertimos en padres y aunque a veces me gustaría que me comprendieran otras veces creo que es mejor que sigan viviendo en la “ignorancia” porque aunque creen saber que las cosas cambian, nada como vivirlo en primera persona, porque la realidad siempre supera la ficción 😉

IMG-20170423-WA0035

Así que he hecho una lista de cosas que no les contaré, por aquello de no desanimarles y dejarles que lo experimenten en sus carnes 😉

Antes de salir de casa olvidaos de arreglaros, coger llaves y bolso y salir y preparaos para llevar un bolso lleno de cosas: pinturas y cuaderno, toallitas, pañales, ropa de cambio, apiretal, chupete de repuesto, klinnex, comida, además de vestir y peinar a los niños, arreglarse a una misma (al menos mínimamente) con un poco de suerte esta tarea será compartida, en mi caso a veces no puede ser, montarles en el coche, subir la silla y arrancar.

Mejor no contarles que las siestas pasan a ser como un premio y el día que toca nos sentimos incrédulos ante nuestra suerte,

Que no sepan que pasarán meses sin ir al cine y que sentarse a la mesa y no levantarse será algo que no ocurra casi nunca.

Que no se enteren que la salida de los dientes suele ser sinónimo de llantos descontrolados y unas horas de pausa en el sueño, esto si tienes suerte, sino, noches casi sin dormir.

IMG-20170423-WA0031

Tampoco expresaré mi asombro (envidia) porque ellos tienen tiempo para leer, escuchar música, peinarse..

Que cada vez que vas a sentarte se te ocurre algo que hacer.

Que pasarán las horas y no habrán podido ni ir al cuarto de baño y que si lo consiguen será con alguno de los peques dentro haciéndote preguntas o intentando alcanzar la escobilla.

Que el mejor plan ya no será quedarse hasta las tantas por ahí, sino acostarse lo antes posible y como mucho ver un episodio de alguna serie y por supuesto no verás todas las series, algunas y siempre irás por detrás que los demás.

Que sus planes pasarán a ser asistir a cuentacuentos, al teatro, a ver marionetas, jugar horas y horas en el parque…

Que se preparen cuando los virus entren en casa porque eso sí que es terror del bueno.

Espero que con el tiempo todos se vayan animando y vuelvan, como el turrón por Navidad y volvamos a tener más tiempo juntos de día 😉 siempre de día.
Anuncios